Nada es casualidad

 

 

Llueve a cántaros en la habitación

tengo una fuga en el alma y

un pequeño caparazón que poco a poco

se derrite.

Nada es casualidad;

la luna llena

los platos sucios

tú en mi mente

justo donde no deberías estar.

Nuestros rostros ya no son conocidos

entre la multitud

todo va perdiendo valor

nada tiene significado ahora.

Mientras, yo sueño despierta

e imagino cuan feliz estuviera

si aún estuvieras conmigo.

-Diana Cont

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s